Artículo

Cinco consejos para preparar el centro de distribución para la temporada alta

By Manhattan Staff,
Manhattan Associates 5 Tips For Successful Holiday Season

La temporada de vacaciones de 2013 se vio perjudicada por una combinación de mal tiempo invernal, atrasos en los envíos y clientes decepcionados. Las tiendas, los transportistas y los distribuidores intentan garantizar el éxito de la cadena de suministro; sin embargo, implementar un proceso sin problemas durante el proceso no es tan fácil como se piensa.

Uno de los elementos más importantes para los comercios minoristas que desean disfrutar de un periodo estival tranquilo es contar con un centro de distribución eficiente y eficaz, la esencia de una cadena de suministro.

Las presiones omnicanal en los minoristas obligan a disponer de una sólida infraestructura de suministro que gestione con eficacia los pedidos de los clientes, sin importar dónde se originen. Las empresas deben responder a esas nuevas demandas para ofrecer una gran experiencia al cliente y a la vez suministrar los pedidos de una manera rentable.

La clave para tener éxito durante la temporada navideña es preparar el centro de distribución para hacer frente a la presión de los pedidos de las Fiestas y lograr que la cadena de suministro sea flexible y ágil.

Los cinco consejos siguientes le ayudarán a preparar el centro de distribución para la temporada alta:

  • Prepare el centro de distribución para gestionar el volumen. En la era del comercio electrónico, los volúmenes máximos aumentan a menudo de manera drástica y en algunos casos llegan a ser hasta entre 10 y 20 veces mayores de lo normal. En algunos establecimientos, los pedidos se multiplican por nueve; sin embargo, multiplicar por nueve el tiempo necesario para satisfacer la demanda no es una opción. Si su sistema no está listo para el incremento, se enfrentará a problemas de productividad.
     
  • Planee aumentar el personal. ¿Cuántos turnos piensa organizar en la temporada alta? ¿Cuántos empleados temporales contratará y qué clase de tareas harán? Lo mejor es responder con antelación a esas preguntas sobre el personal. Si desea tener contentos a sus trabajadores, también debe pensar en algún tipo de plan de incentivos que pague un extra a los trabajadores que se esfuercen durante la temporada de mayor actividad.
     
  • No se quede sentado en su mesa. Investigaciones realizadas por Manhattan Associates indican que muchos gerentes y supervisores pasan el 60 por ciento o más del tiempo sentados en su mesa. Con soluciones como los sistemas móviles de gestión laboral, las empresas pueden supervisar la producción desde una tableta, lo que permite que los gerentes pasen más tiempo atendiendo problemas de rendimiento o retrasos en la producción.
     
  • Fije fechas límite más cortas para los pedidos. La temporada festiva puede ser caótica, en parte porque los comercios minoristas prometen que los artículos que se pidan justo antes de Navidad llegarán a tiempo. Adelantar las fechas límite para realizar los pedidos en uno o dos días probablemente reducirá gran parte del estrés de última hora y creará expectativas de suministro más realistas entre los consumidores.
     
  • Haga que su inventario sea omnicanal. Para algunas tiendas grandes tiene sentido dividir el inventario en un flujo para la reposición en tienda y otro para el suministro de comercio electrónico. Sin embargo, para la mayoría de las empresas sería inteligente evitar la división de tipos de inventario. Dividir el mismo producto en segmentos diferentes crea una presión innecesaria sobre el centro de distribución.

Por mucho que se prepare, la temporada alta siempre es difícil. El panorama omnicanal es competitivo y los consumidores no dudan en compartir en las redes sociales su malestar por los pedidos tardíos o incorrectos. Los errores del centro de distribución se pueden reducir si se siguen los sencillos pasos como los explicados anteriormente, lo que ayudará a que las Navidades sean más alegres... y rentables.

Entregar en su promesa a los clientes