Artículo

Una visión renovada del compromiso de los empleados

By Peter Schnorbach,
A Fresh Perspective on Employee Engagement

Desde hace ya algún tiempo, hay escasez de mano de obra en los centros de distribución. Una economía fuerte y un incremento importante en la construcción de almacenes se han traducido en más vacantes, menos candidatos, empleados con menos experiencia y más rotación. Como resultado, el balance de poder ha cambiado del empleador al empleado.

Al mismo tiempo, la mayoría de las estrategias de gestión laboral no han evolucionado al ritmo de las expectativas de la nueva generación de trabajadores, especialmente los millennials, y no dan respuesta a la capacidad de negociación que estos poseen ahora. Para prosperar de verdad, las empresas necesitan mejorar el compromiso de los empleados convirtiendo los datos de gestión laboral en juegos, paneles y programas de reconocimiento que motiven a los trabajadores y les ayuden a entender su importancia para la organización. Capacitar a los trabajadores es beneficioso tanto para los empleadores como para los empleados.

¿Qué es el compromiso de los empleados?

El compromiso va más allá del entrenamiento y la formación de los empleados, e incluye también acciones dirigidas a motivarlos y recompensarlos. Nuestros trabajadores necesitan sentirse respetados y saber que forman parte de un equipo y que sus ideas y contribuciones importan. Entre las métricas relacionadas con el compromiso de los empleados se incluyen las siguientes: reconocimiento, retroalimentación, felicidad, crecimiento personal, satisfacción, bienestar, defensa de la organización, relaciones con los gerentes, relación con los compañeros de trabajo y afinidad con la compañía.

Para cultivar estos atributos no basta revisar los datos de rendimiento y determinar quiénes obtienen peores resultados. Se necesita una nueva estrategia.

Dar más información a los empleados

Hoy en día, las operaciones más sólidas encuentran formas de animar a sus empleados a contribuir al éxito de la organización y a ir más allá de los resultados esperados.

Eso empieza por dar a los empleados una visión más clara de su rendimiento. Algunas soluciones tecnológicas, como las de Manhattan Associates, pueden enviar correos electrónicos periódicos (diarios o semanales) a los trabajadores con datos sobre su rendimiento en cada momento, su posición en la organización y la evolución de su rendimiento. Este tipo de retroalimentación es similar a las aplicaciones utilizadas para monitorizar el ejercicio y otras actividades. Es un primer paso eficaz para que los empleados reciban un feedback que mejore su motivación personal y su compromiso.

Las ventajas de la gamificación

Otro aspecto prometedor del compromiso de los empleados es la gamificación en las aplicaciones tecnológicas. Entre los ejemplos comunes de esta práctica se incluyen las apps de juegos y de seguimiento de peso para smartphones. A medida que aumentan los logros, los usuarios reciben refuerzos positivos a través de reconocimientos como insignias digitales, medallas y marcadores de hitos.

El software actual más exitoso para el compromiso de los empleados tiene un diseño similar. A medida que mejora su rendimiento, los empleados reciben recompensas que reconocen sus esfuerzos. Las recompensas pueden ser una clasificación en la app o estar vinculadas a cosas tangibles como bonificaciones instantáneas, tarjetas de regalo, vacaciones remuneradas o una plaza de aparcamiento reservada.

Con el tiempo, los empleados mejoran su motivación personal. En lugar de hacer lo mínimo para evitar una consecuencia negativa, la gamificación les anima a esforzarse para conseguir objetivos más ambiciosos.

Lograr que los empleados quieran trabajar

Para maximizar el rendimiento de la plantilla, debe ir más allá de una simple medición de la productividad. Hoy en día, las principales operaciones desarrollan programas de compromiso de los empleados que dan a los trabajadores una sensación de realización y empoderamiento con el fin de que se sientan motivados para mejorar su rendimiento.

No solo elimina la necesidad de que los supervisores tengan que dedicar tiempo a formar a los empleados con menor rendimiento, sino que fomenta además una ambiente mejor y un personal más fuerte en el almacén. A medida que aumenta el rendimiento, lo hacen también la satisfacción y la retención de los empleados. Tanto si desea comenzar a trabajar en el compromiso de los empleados como si quiere profundizar en él, Manhattan Associates Labor Management puede ayudarle.

En el siguiente artículo, veremos con más detalle las herramientas que ayudan a los empleados a ayudarse a sí mismos.

Entregar en su promesa a los clientes