Artículo

Haga las preguntas adecuadas

By Adrian Gonzalez,
Ask Good Questions

¿Necesita una solución para optimizar el transporte?

Un número sorprendente de ejecutivos del ámbito del transporte y la logística responderían “No” a esta pregunta. “Nuestras operaciones no son tan complejas”, dirían, o “Enviamos fundamentalmente camiones con carga completa, así que no hay nada que optimizar”.

Sin embargo, si pregunta a esos mismos ejecutivos: “¿Desea gestionar las operaciones de transporte y logística de la forma más eficiente y rentable posible?”, todos responderán “sí” (¡al menos eso sería lo lógico!).

Según el diccionario, optimizar es “hacer que un proceso sea lo más perfecto, eficaz o funcional posible”. ¿No es eso precisamente lo que hacen los profesionales del transporte? Desde este punto de vista, la optimización no es opcional: forma parte del ADN de la gestión del transporte.

¿A qué se deben entonces que haya dos respuestas diferentes?

Una mentalidad de mejora continua

Creo que se debe a que muchos profesionales del transporte y la logística tienen una visión equivocada de que es la optimización.

La ven fundamentalmente como una aplicación de software y no como una mentalidad de mejora continua.

Es cierto que la tecnología facilita la optimización, pero el proceso de lograr que el transporte sea “lo más perfecto, eficaz o funcional posible” no comienza con algoritmos y fórmulas matemáticas: comienza haciendo las preguntas adecuadas, como:
  • ¿Estamos enviando los pedidos desde las mejores ubicaciones (centro de distribución Vs. tienda Vs. drop ship)?
  • ¿Cuál sería el impacto en el coste y en el servicio de un día adicional de tiempo de espera?
  • ¿Sigue siendo la carga parcial (LTL) el modo adecuado de realizar los envíos? ¿Y la carga contínua del camión con multiparada?
  • ¿Debemos usar un sistema cross-dock o puntos de reunión en nuestra red?
  • ¿Por qué hay siempre varios camiones haciendo cola en nuestro muelle esperando para ser cargados o descargados?
  • ¿Tiene sentido implementar una flota con dedicación exclusiva en algunas de nuestras rutas?
  • ¿Estamos haciendo el uso más eficaz posible de nuestro presupuesto para transporte?
  • ¿Por qué pagamos tanto en tarifas adicionales?

Con independencia de lo sencillas o complejas que sean sus operaciones de transporte, siempre debe formular preguntas que cuestionen las metodologías existentes y buscar oportunidades para reducir los costes, mejorar el servicio, controlar los riesgos y mejorar la experiencia de los clientes.

¿Cómo responde a estas preguntas?

Tendencias en soluciones de optimización del transporte

Aquí es donde interviene la tecnología, específicamente en los sistemas de gestión del transporte (TMS) con funciones de optimización.

Las empresas pueden recurrir a soluciones de optimización para responder a las preguntas relativas a la ejecución, las tácticas y las estrategias. “¿Podemos combinar varios envíos LTL en una única carga de camión?” es un ejemplo clásico de pregunta centrada en la ejecución. “¿Cómo deberíamos organizar las rutas de nuestros camiones para las entregas de mañana?” es otro ejemplo, especialmente para las compañías con flotas privadas que desean minimizar los kilómetros conducidos y cumplir los plazos de entrega acordados con los clientes.

Veamos algunos ejemplos de preguntas relacionadas con la táctica y la estrategia: “¿Cuál sería el impacto en el coste y el servicio si el 20 % de nuestro volumen pasase a ser intermodal?” y “¿Deberíamos pasar de la opción de prepago a la de pago contra reembolso para las mercancías entrantes?”.

Analizar los distintos tipos de soluciones de optimización del transporte disponibles y su funcionamiento va más allá del alcance de este artículo, pero hay algunas tendencias que merecen una mención:
  • No hace falta un doctorado para usar una solución de optimización del transporte. Las soluciones actuales son mucho más sencillas, configurables e intuitivas que las que existían antes.
  • Las principales soluciones usan motores de optimización dinámica para la ejecución. A diferencia de los motores de optimización estáticos que determinan la mejor solución a partir de una instantánea en el tiempo (algo que puede quedar desfasado con mucha rapidez), los motores de optimización dinámica analizan constantemente la situación y determinan la mejor solución a medida que llegan nuevos pedidos o surgen excepciones.
  • El alcance de la optimización de TMS está creciendo más allá de la ejecución para llegar también a los ámbitos de la táctica y la estrategia. La optimización centrada en la ejecución siempre ha formado parte de las principales soluciones de TMS, mientras que la optimización de la táctica y la estrategia eran normalmente aplicaciones independientes y autónomas. Sin embargo, dado que los tres tipos de optimización se basan en los datos de TMS, los proveedores de TMS están añadiendo prestaciones tácticas y estratégicas a sus plataformas.

Por ejemplo, en la conferencia Manhattan Momentum 2019, celebrada recientemente, la Dra. Kimberly Ross, VP, Science en Manhattan, ofreció una descripción general de las prestaciones de modelado de transporte de la compañía y explicó varios casos prácticos, como los relativos al diseño de la red, la determinación de las políticas de flota frente a las de transportistas habituales y la definición del tamaño de la flota. “El modelado del transporte se ha diseñado y desarrollado para facilitar la evaluación del impacto que una decisión relacionada con una política empresarial tiene en la red de transporte”, comentó la Dra. Ross en su presentación. “Lo hace mediante una combinación de optimización, simulación y análisis”.

Haga las preguntas adecuadas

Hace varios años, descubrí el siguiente artículo, que se publicó en The New York Times el 19 de enero de 1988:

A Isidor I. Rabi, premio Nobel de Física, le preguntaron una vez: ”¿Por qué se hizo científico, en lugar de ser médico, abogado o empresario, como los otros niños inmigrantes de su vecindario?”.

”Mi madre me convirtió en un científico sin pretenderlo. Las demás madres judías de Brooklyn les preguntaban a sus hijos después del colegio: ‘Bueno, ¿has aprendido algo hoy?’ Pero mi madre no lo hacía. Ella siempre me preguntaba otra cosa. ‘Izzy’, decía, ‘¿has hecho hoy alguna buena pregunta?’. Esa diferencia –formular las preguntas adecuadas– me convirtió en un científico”.

Esa diferencia es también lo que garantiza el éxito de los profesionales del transporte en sus puestos.

La optimización del transporte —es decir, lograr que un transporte sea “lo más perfecto, eficaz o funcional posible”— comienza formulando las preguntas adecuadas. El proceso de desarrollar preguntas, ajustarlas y priorizarlas le llevará a nuevas ideas y nuevos conocimientos sobre la manera cómo mejorar sus operaciones de transporte. Sin embargo, no se puede responder eficazmente a esas preguntas, ni siquiera a las que parecen más sencillas a simple vista, con hojas de Excel o cálculos improvisados.

Por tanto, la respuesta es afirmativa: necesita una solución de optimización del transporte.

Acerca de Adrián González

Adrián González es consejero de confianza y prestigioso analista del sector con más de veinte años de experiencia de investigación en el ámbito de la gestión del transporte, la subcontratación de servicios logísticos y otros temas relacionados con la logística y la cadena de suministro. Es fundador y presidente de Adelante SCM, una comunidad de usuarios centrada en el aprendizaje, networking y la investigación dirigida a los profesionales de la cadena de suministro y la logística. Entre los servicios de Adelante, se incluyen Talking Logistics, un blog y un programa de entrevistas en el que participan diversos líderes de opinión e figuras relevantes del sector de la logística y la cadena de suministro, e Indago, un servicio de investigación de mercado que reúne a una comunidad de expertos en la cadena de suministro y en logística que intercambian conocimientos prácticos y consejos contribuyendo a la vez a causas benéficas.

Entregar en su promesa a los clientes