Artículo

¿Qué significa realmente estar preparados para un desastre?

Por Manhattan Staff,
What does it really mean to be disaster ready?

Las tecnologías de transporte y comunicación han ampliado nuestro mundo, con lo cual cada vez más fácil viajar, comunicarse y realizar negocios en el exterior. Sin embargo, las crisis mundiales, como la pandemia actual de COVID-19, son recordatorios claros de las consecuencias de este mundo conectado en el que vivimos.

Hoy en día, una crisis en un país puede provocar conflictos en comunidades y mercados en otros países lejanos. Es en situaciones como esta en que comenzamos a comprender los desafíos de un verdadero mercado mundial y la importancia de tener una cadena de suministro que fluya sin dificultades.

Si bien las cadenas de suministro se están llevando al límite en estos momentos, estas son mucho más ágiles y resilientes hoy en día debido a los impresionantes avances tecnológicos que se han introducido últimamente en el sector de la cadena de suministro. La inteligencia artificial, el aprendizaje automático, el internet de las cosas y otros avances tecnológicos como la automatización y robótica del almacén han mejorado significativamente la resiliencia de las cadenas de suministro. Como resultado, las cadenas de suministro modernas están diseñadas con la capacidad de recopilar datos, comprenderlos y reaccionar rápidamente a períodos de actividad anormales como los que vemos hoy en día.

Es importante reconocer que la resiliencia de la cadena de suministro no se trata solo de tecnología. Sin duda, una excelente gestión de almacén, inventario y transporte permite que las cadenas de suministro sean flexibles y soporten el estrés de situaciones como la crisis de COVID-19, pero estar "preparados para el desastre" implica mucho más que solo la tecnología.

Dado que las estaciones de noticias y las redes sociales de todo el mundo se han enfocado ampliamente en el acopio excesivo y las subsiguientes faltas de productos esenciales, es importante ser consciente de la tremenda cantidad de trabajo, coordinación y, francamente, heroísmo que implica reabastecer las estanterías de los supermercados, las farmacias, etc. Todos los días, los trabajadores de almacén, de logística y de las tiendas están en la línea de combate movilizando productos de vital importancia para nuestras comunidades. Incluso, en medio de cuarentenas nacionales, estos trabajadores se consideran esenciales para mantener la seguridad de nuestras comunidades y están exentos de las restricciones de circulación emitidas en diferentes áreas.

Detrás de escena, las ruedas están en marcha (literalmente). El aumento de la demanda para reabastecer las tiendas activa las iniciativas de cumplimiento dentro de los almacenes. Los camiones y sus conductores están en movimiento. Las estanterías se reabastecen.

Debemos recordar que las personas son el núcleo del comercio mundial, y las mejores cadenas de suministro se enfocan en la sinergia entre las personas, los productos y la tecnología; desde los preparadores en los almacenes (asistidos por cobots) hasta los conductores de las entregas que reabastecen los pasillos de las tiendas o quienes llevan los bienes directamente hasta las puertas de entrada a los asociados de las tiendas minoristas y los centros de llamadas.

Todos somos capaces de reconocer que ningún sector del comercio o de la sociedad podrá escapar al COVID-19 sin ser tocado de alguna manera por el virus. Todos estamos juntos en esto.

Durante el transcurso de los próximos meses, sin duda nos encontraremos con más desafíos, pero hay algo de lo que estamos seguros: la tecnología y las personas que apuntalan las cadenas de suministro no van a fallar. Manhattan Associates seguirá haciendo todo lo necesario para ayudar a nuestros clientes, empleados y comunidades durante esta crisis porque, al igual que usted: vamos con todo.

Cumpla su promesa con sus clientes