Artículo

¿Temporada alta? ¿Qué temporada alta?

Por Craig Summers,
Peak? Which Peak?

Mientras disfrutamos de un verano inglés poco característico, puede parecer que la Navidad está a un millón de kilómetros de distancia. Pero, como es habitual en el mundo minorista, las marcas a lo largo y a lo ancho establecerán sus planes para sobrevivir el momento más activo del calendario minorista. Sin embargo, a medida que la calle principal sigue evolucionando, a pesar de la noticia de que se está muriendo, las compras sociales y el comercio electrónico siguen en auge y los clientes son más exigentes que nunca. Seamos realistas, ¡la temporada alta no es como la conocíamos!

Los puntos clave de la temporada alta

La temporada alta ya no se limita a la calle principal, ni a los meses de noviembre y diciembre. El clima más que agradable, el despliegue publicitario alrededor de la Copa del Mundo de este año y otras alzas en la actividad nacional, como la boda real, han jugado un papel importante en los altibajos de las tendencias minoristas de este año. Todos estos factores, junto con el uso emergente de la tecnología en el comercio minorista, hacen que las marcas ahora deban tomar aprendizajes de todo el año para ayudarles a manejar cualquier temporada alta, no solo la que ocurre cerca del 25 de diciembre.

Un análisis del período navideño del año pasado ya no será suficiente, la temporada alta ahora se basa en la cultura, el estilo de vida, el clima e incluso el cambio político. Los minoristas deben organizar sus negocios para esto durante todo el año a fin de no tener que preocuparse por cómo administran la temporada alta tradicional, ya que solo será clasificada como otro período de intensa actividad.

Kit de supervivencia

Con frecuencia, la táctica clave de supervivencia minorista durante la temporada alta tradicional es contratar una gran cantidad de trabajadores temporales para Navidad a fin de que ayuden a lidiar con la demanda y luego dejarlos ir en enero. El dolor de cabeza de la administración y la implicación de los costos es una pesadilla y la mayoría del personal no es tan eficiente ni tiene la capacitación que podría tener, ya que tiene un período de incorporación muy rápido.

En cambio, los minoristas deben armarse de herramientas que combinen la fuerza laboral tradicional con la fuerza laboral del futuro: la tecnología. Se acabaron los días de actualizaciones desordenadas y que dan ganas de llorar, que consumen tiempo y ponen en espera los sistemas; los minoristas ya no tienen que aguantar esto. Las mejores herramientas basadas en la nube pueden flexionarse para adaptarse a períodos de mucha actividad o períodos tranquilos en cualquier momento del año sin tener que contratar desesperadamente a un ejército de nuevo personal, permitiendo que tanto el hombre como la máquina trabajen juntos y administren mejor los recursos disponibles. También significa que los minoristas no tienen que temer el apagón de TI que suele ocurrir cuando las tiendas y los canales en línea no pueden hacer frente a un aumento de la demanda. En pocas palabras, los minoristas que todavía utilizan sus propios servidores físicos se están quedando atrás, especialmente cuando se trata de administrar la temporada alta. Al adoptar las últimas tecnologías en la nube, los minoristas abrirán una nueva flexibilidad para gestionar sin problemas un aumento en la demanda mientras siguen impulsando una mejor experiencia del cliente durante todo el año, sin correr el riesgo de dañar la marca o generar un impacto en los ingresos.

Sobrevivir al proceso de ascenso

Los desafíos que se enfrentan en relación con cualquier pico en la demanda o las ventas pueden significar un desastre cuando no se administran correctamente. Pero aquellos minoristas que toman nota del comportamiento de los clientes, las tendencias clave y los tipos de demandas que se realizan a lo largo del año serán los que manejen la temporada alta navideña sin ninguna preocupación. En el entorno actual cada vez más exigente, ya no se trata solo de sobrevivir a la temporada alta, se trata de aprender de todo el proceso de ascenso.

Cumpla su promesa con sus clientes