Artículo

Los empleados de los centros de distribución y cómo logran mantener la cadena de suministro en movimiento

Por Peter Schnorbach,
How distribution center employers are keeping the supply chain moving

En medio de la pandemia del COVID-19, los centros de distribución en todo el país están más activos que nunca. Mientras muchos de nosotros nos resguardamos en nuestros hogares, los trabajadores de los almacenes están trabajando para cumplir con grandes cantidades de pedidos de artículos esenciales y no esenciales. Cada día, se exponen al riesgo para ayudar a mantener las cadenas de suministro en movimiento y hacer posible que los consumidores que están en sus hogares reciban lo que necesitan. ¿Qué medidas están tomando los empleadores para proteger al personal? ¿Qué medidas están tomando para fomentar la asistencia del personal de los centros de distribución? ¿Cómo pueden afectar estas medidas temporales al futuro de la gestión de la mano de obra del almacén?

Un lugar de trabajo más seguro

Las empresas con las que hemos hablado se centran en preservar la salud y la seguridad de los empleados en su entorno de trabajo. Sin embargo, se está tornando más difícil trabajar en un centro de distribución y respetar estrictamente las directrices de distanciamiento social. Independientemente del tamaño del almacén, hay cientos de personas trabajando en un espacio limitado. La siguiente lista presenta algunas de las medidas que las empresas están implementando para ofrecer un entorno de trabajo seguro:

  • Entrega de máscaras, guantes y desinfectante de manos
  • Medición de la temperatura de los empleados antes del ingreso al centro de distribución
  • Espaciamiento de las horas de descanso para separar a los trabajadores
  • HIgienización de las bolsas cada vez que pasan por el almacén
  • Higienización de las unidades de radiofrecuencia y los auriculares, y limitación del intercambio de estos
  • Puertas abiertas permanentemente para que los empleados puedan ingresar y salir sin tocar las manijas
  • Algunas organizaciones rocían e higienizan todo el almacén en intervalos regulares

Desde un punto de vista tecnológico, la gestión laboral (LM) está ayudando a mejorar la comunicación entre los supervisores y los empleados, y a automatizar el proceso de gestión de los diferentes horarios de descanso.

Los empleadores tratan al personal con empatía dado que aprecian –como esperamos lo hagan todos desde sus hogares– su heroísmo al realizar trabajos críticos todos los días. Este reconocimiento también se complementa con un pago más alto por hora, incentivos y bonos para retribuir a los trabajadores por el trabajo adicional y las precauciones para fomentar una alta asistencia.

Una temporada alta inesperada

La naturaleza de esta crisis ha obligado a la mayor parte de la población mundial a permanecer en sus hogares. Eso significa que, les guste o no, casi todos somos ahora compradores en línea. Como era de esperar, esto ha llevado a una explosión de pedidos en el comercio electrónico, lo que dio lugar a una inesperada "temporada alta" en el almacén.

Las empresas usan tecnología de LM para medir una posible caída en la productividad generada por los nuevos procedimientos de seguridad. Sin embargo, a diferencia de las temporadas altas anteriores en las que las soluciones de LM estaban enfocadas en maximizar el rendimiento y la productividad, el foco de hoy está puesto en la seguridad del trabajador. Un punto interesante es que, aun al incluir medidas adicionales para proteger la salud, no hemos tenido informes de algún impacto en la productividad. Reconocer al personal parece ser un factor indispensable para mantenerlos motivados.

¿Qué tiene preparado el futuro para la mano de obra en los centros de distribución?

Claramente, es demasiado pronto para saber con seguridad qué ocurrirá cuando desaparezca la pandemia. Antes de la pandemia, la gran mayoría de las ventas minoristas ocurría en las tiendas. Las tiendas son una parte integral de las estrategias de venta de la mayoría de los minoristas y, una vez que estas vuelvan a abrir, muchos consumidores volverán con gusto. Sin embargo, para muchos compradores, la facilidad y la conveniencia de comprar en línea, comprobada durante semanas en el hogar, es una preferencia que se mantendrá. Esa tendencia impulsará aún más la demanda por el comercio electrónico y, por ende, por los trabajadores de almacén.

Dado que ya había escasez de mano de obra en los centros de distribución, y que el foco ahora mismo está puesto en el reconocimiento a los empleados, parece lógico que los trabajadores tengan mayores expectativas para el futuro. Ofrecer beneficios como atención médica y licencia paga por enfermedad probablemente sea una consideración clave para contratar y retener mano de obra para los centros de distribución. Es probable que el pago por hora, que ahora se incrementó por necesidad, se mantenga en niveles más altos que los anteriores a la pandemia. Si es así, la tecnología de LM puede desempeñar la función de ayudar a compensar los salarios más altos con un aumento de la productividad.

En Manhattan Associates, esperamos el día en el que los gerentes de almacén se puedan centrar en lo que vendrá después de la pandemia. Por ahora, continuamos apoyando y rendimos nuestro homenaje a todas las personas que trabajan en centros de distribución. Cada día, ellos arriesgan su salud por el bien de los demás y mantienen la economía de manera muy tangible, para que millones de personas puedan obtener lo que necesitan durante estos tiempos difíciles.

Cumpla su promesa con sus clientes