Artículo

El catalejo: seis predicciones para minoristas y cadenas de suministro en 2021

Por Manhattan Staff,
Through the Looking Glass: Six Predictions for Retailers and Supply Chains in 2021

2020 ha sido un año difícil para todas las empresas, pero el sector minorista se ha visto especialmente afectado. Con una vacuna que se espera de manera inminente, 2021 trae una nueva esperanza para la industria minorista asediada, sin embargo, el aumento continuo del comercio electrónico significa que muchos de los desafíos a los que se ha hecho frente este año están aquí para quedarse. Alex MacPherson, director de consultoría de soluciones y gestión de cuentas de Manhattan Associates, comparte seis predicciones para el futuro de los envíos y la gestión de almacenes en 2021.

1. Afrontar los desafíos laborales con el hombre y la máquina

2020 ha visto volúmenes inigualables de pedidos de comercio electrónico que pasaron por los almacenes y en 2021 esta tendencia continuará. Esto provocará que el tema de la mano de obra sea crítico y destacará la necesidad de que las organizaciones diversifiquen sus grupos de mano de obra con el uso de la automatización y la robótica. En 2021, se puede esperar que las organizaciones continúen invirtiendo en un incremento de la automatización y una mayor integración entre el hombre y la máquina dentro de los almacenes para aumentar la capacidad y facilitar el reabastecimiento más rápido de la tienda para cumplir con los exigentes requisitos de los clientes que utilizan el comercio electrónico.

2. Contratación de ayuda para la gestión de los picos

Si bien la automatización y la robótica se volverán mucho más comunes en los almacenes en 2021, algunos minoristas aún optarán por usar esta tecnología a tiempo parcial. Los beneficios de los robots "contratados" de pago por uso para respaldar los picos de negocio se volverán habituales en 2021, ya que los minoristas no solo se enfrentan a un mayor porcentaje de pedidos de comercio electrónico, sino (con suerte) al retorno de los picos tradicionales también.

Si bien muchos minoristas podrían haber considerado anteriormente agregar temporalmente la automatización o la robótica como una pesadilla de integración de tecnología y administración, un Sistema de Gestión de Almacenes (WMS) flexible, escalable y adaptable puede fácilmente mantener bajo control la ayuda a tiempo parcial (humana o cobot).

3. Optimización del rendimiento para aumentar la eficiencia

El aumento de los pedidos de comercio electrónico también ha resultado en un aumento de un elemento asociado menos deseado: las devoluciones. Tradicionalmente reservados para el comienzo del año, cuando los minoristas se preparaban para una avalancha de devoluciones navideñas, los minoristas ahora deben prepararse para mayores volúmenes de devoluciones durante todo el año.

Agilizar el proceso de devolución es clave para garantizar que los beneficios finales no se erosionen demasiado. Un WMS eficaz puede ayudar a agilizar el proceso de devolución y también significa que el stock devuelto puede estar disponible para su venta en las tiendas o los a través del canal online el doble de rápido.

4. Ofrecer a los consumidores la elección de la mensajería

En 2020, los minoristas no han tenido más remedio que ampliar sus opciones de entrega para ofrecer la mejor experiencia al cliente. En 2021, veremos que estas opciones se ampliarán aún más. Muchos consumidores se han acostumbrado (¡o incluso se han hecho amigos!) a su repartidor favorito, o a un modo de entrega, y en 2021 veremos que estas relaciones se fortalecen.

5. Equilibrio entre comodidad y sostenibilidad

La expansión de las opciones de entrega obligará a los consumidores a prestar más atención a las decisiones que tomen en 2021 que afecten a la sostenibilidad. Con los minoristas deseosos de que sus productos se entreguen rápidamente a sus clientes, en 2020 la entrega al día siguiente se ha convertido en la norma, con un aumento de suscripciones a una tarifa plana de envíos, como se ve con minoristas de comercio electrónico como ASOS y Pretty Little Thing.

En 2021, sin embargo, veremos a más consumidores sopesar los beneficios de las entregas rápidas vs. el impacto que sus decisiones de compra y entrega están teniendo en el planeta.

Una investigación de la experiencia de cliente llevada a cabo por KPMG descubrió recientemente que el 58% de los consumidores estaban preocupados por el cambio climático1, y como muchos minoristas están ya asumiendo un serio compromiso con los esfuerzos de sostenibilidad. Sin duda veremos este tema en un lugar destacado en las agendas de las marcas y los gobiernos cuando la normalidad (con suerte) regrese para verano.

6. Continúa la inversión en tecnología

Si bien es posible que las entregas con drones aún no hayan despegado (juego de palabras totalmente intencionado), la inversión en tecnología sigue en aumento. La tecnología sin contacto fue un componente esencial de las compras en la tienda este año, y una mayor inversión en tecnología, como los robots de entrega de última milla y el escaneo de códigos de barras portátil, no solo facilita esto, sino que muestra cuán innovador puede ser realmente el sector minorista y logístico.

En 2021, indudablemente veremos una mayor inversión una amplia gama de tecnologías para mejorar el espacio minorista: desde inversiones en big data y plataformas de análisis para extraer datos críticos de los clientes más valiosos pasando por los desarrollos de robótica y automatización en almacenes y la última milla del proceso de entrega a la adopción de plataformas basadas en la nube que mejoran los procesos internos de nuevas iniciativas como dark stores o centros de microsuministro, las organizaciones grandes y pequeñas buscarán realizar inversiones en tecnología inteligente.

1 home.kpmg/xx/en/home/insights/2020/01/customer-first-insights-home.html

Cumpla su promesa con sus clientes