Estudio de caso

Sysco emplea los Sistemas de Optimización del Inventario y el Reabastecimiento de Manhattan para ayudar a gestionar el inventario en más de 74 locales

Sysco utiliza Manhattan Associates

Los administradores de inventario de Sysco Corporation tenían un dilema. Necesitaban sistemas que gestionaran las previsiones de la demanda y el reabastecimiento del inventario de la empresa. Además, sabían que la compañía estaría en constante cambio. ¿Deberían mejorar los sistemas que elaboraron de forma interna o comprar nuevos sistemas por medio de un proveedor de software?

Más de 12 años después, Sysco aún utiliza las soluciones de Optimización de Inventario de Manhattan para gestionar las previsiones de la demanda y el reabastecimiento del inventario. Sysco es ahora el distribuidor de servicios de alimentos de mayor magnitud de Norteamérica, con ingresos anuales de más de 48 mil millones de dólares.

Sus 425.000 clientes esperan un servicio de calidad 

Los clientes de Sysco incluyen restaurantes, servicios de viajes, instituciones académicas, minoristas, centros de atención médica y organismos gubernamentales. En conjunto, ellos compran alrededor de 400.000 productos de Sysco, lo cual incluye: productos agrícolas, lácteos, carnes, mariscos, alimentos congelados, enlatados y secos, y bebidas. Además de alimentos, Sysco ofrece artículos como productos de papel y de limpieza.

Ray Morgenstern, quien es director de gestión del inventario de la cadena de suministro de Sysco, le da el crédito a Manhattan por ayudar a su empresa a cumplir las exigentes normas de los clientes de Sysco. Ellos esperan que la empresa despache sus pedidos en un plazo de 8 a 24 horas. 

Los sistemas gestionan el inventario en 74 locales

Los sistemas de previsión y abastecimiento de Manhattan gestionan los inventarios de productos terminados a los que Sysco llama su línea generalizada de productos. La red de línea generalizada de productos y de redistribución de Estados Unidos de Sysco comprende un total de 74 locales. Cada compañía operativa de Estados Unidos funciona como “bodega de envío” desde la cual se hacen envíos a los clientes de Sysco.

Sysco se abastece de productos por medio de miles de proveedores, tanto domésticos como internacionales. Los artículos van del proveedor al cliente en una de tres trayectorias:

  1. Los pedidos de los proveedores se pueden enviar a uno o más centros de distribución regionales (RDC). Los RDC de Florida y Virginia almacenan el inventario y sirven como puntos de carga de artículos sueltos. De ahí se envían cargas de varios proveedores en paletas hacia las compañías operativas de la empresa que se encuentran en estados cercanos.
     
  2. Los pedidos de los proveedores se pueden enviar directamente a las compañías operativas. Esa es la trayectoria que siguen los artículos producidos localmente, los alimentos frescos y las compañías operativas que se encuentran lejos de los RDC.
     
  3. Algunas compañías operativas pueden hacerse pedidos entre ellas. Esa trayectoria tiene sentido cuando compañías operativas de gran magnitud compran suficiente volumen como para alcanzar una economía de escala en las compañías cercanas de menor tamaño.

Los planificadores generan previsiones a nivel de SKU 

Los equipos de planificadores trabajan en la sede de la empresa en Houston y en las compañías operativas. De forma conjunta, gestionan cerca de 400.000 SKUs. Cada compañía operativa tiene de 6.000 a 15.000 artículos en existencia.

El sistema gestiona varios niveles de inventario

El sistema funciona de manera distinta en los RDC que en las compañías operativas. En lugar de prever la demanda de los RDC, combina los pedidos previstos que recibe cada RDC de las compañías operativas a las que se brinda servicio. A continuación, el sistema hace los pedidos consolidados de los RDC a los proveedores.

Cuando Sysco estaba evaluando sistemas, se planteaba una pregunta clave a cada proveedor de software: ¿Deberíamos generar previsiones de demanda tanto en las compañías operativas como en los RDC? Si es así, ¿de qué forma conciliará Sysco las discrepancias entre las previsiones de menor de nivel y las de mayor nivel?

“Hemos escogido este sistema porque fue el único que vimos que resolvería ese problema”, señaló Morgenstern. “Nos permitió la previsión en los niveles inferiores. Además, se proyectaban los pedidos futuros entre las unidades de cara al cliente y el centro de distribución. Los cálculos y la estrategia eran eficaces”.

“Este sistema es sumamente flexible. Podemos mover los productos desde los puntos de manufactura o los centros de distribución de los proveedores hasta nuestros RDC. También podemos mover los productos directamente hacia la red de bodegas de nuestras compañías operativas”, apuntó. “Es fácil cambiar de un proveedor a otro cuando cambian las necesidades o las oportunidades”.

La nueva capacidad de distribución radial habilita la eficiencia

A medida que Sysco hace la transición de la versión más reciente del software de Optimización de Inventario, Morgenstern comentó que está ansioso por implementar la nueva capacidad de “distribución radial”. Afirmó que ayudará a aumentar la eficiencia en las compañías operativas que hacen envíos a otras compañías.

Dichas bodegas deben gestionar una combinación de demanda tanto dependiente como independiente. Se generan previsiones de la demanda de envíos a los clientes y se combinan los pedidos de las compañías operativas de Sysco hacia las que se envían los mismos. Ahora se juntan ambas funcionalidades con la solución de Manhattan.

La gestión del capital circulante brinda grandes beneficios

Morgenstern indicó que el sistema de entrada y salida de Manhattan ayuda a Sysco a gestionar el capital circulante y a mejorar el flujo de efectivo. Para ello, permite que los administradores financieros y analistas de inventario logren el equilibrio entre la inversión en inventario y los objetivos del servicio al cliente. El sistema también permite que los planificadores de inventario establezcan objetivos de nivel de servicio por artículo y por local. Después, calcula los niveles correctos de existencias de seguridad que logren esos objetivos. Esa funcionalidad puede aumentar el capital circulante en decenas de millones de dólares.

“Con la mayor eficiencia de los compradores, podemos completar la colocación de las órdenes de compra para el mediodía. Además, el DSO del inventario de año tras año mejoró considerablemente y hemos podido reducir el inventario añejo y obsoleto”.

Morgenstern también percibe la oportunidad de aumentar la precisión de las previsiones. Él piensa que Sysco puede aumentar esa precisión del 2 al 5% mediante la actualización a la solución Demand Forecasting de Manhattan.

A medida que aumenta la precisión de las previsiones, el sistema de Optimización de Inventario reduce automáticamente las existencias de seguridad. Al ir reduciéndose las existencias de seguridad, la inversión en inventario disminuye sin poner en riesgo los índices de relleno.

Sysco goza de relaciones de largo plazo con el grupo de servicios

“Nosotros y muchos otros clientes hemos cultivado sólidas relaciones con el grupo de servicios al cliente de Manhattan”, aseveró Morgenstern. “Ellos conocen este lado del negocio de Sysco tan bien como nosotros”.

“Si les llamo para preguntarles cómo se desempeñaría una capacidad funcional y si sería apropiada la misma para nuestro objetivo, sé que voy a recibir una respuesta directa”, apuntó. “Su servicio es sumamente valioso y eso es gran parte del motivo por el cual nos sentimos cómodos con Manhattan”.

Cumpla su promesa con sus clientes